Bild 01

Cuando Julio César estaba de camino al senado romano, un amigo le dio una nota y le dijo: "es importante y urgente".

El emperador dejó que la multitud que le adoraba desviara su atención y olvidó leer el mensaje. Ese mismo día fue víctima de las puñaladas de un grupo de senadores. El mensaje le habría avisado del terrible atentado.

Los hombres hemos recibido un mensaje importante. Dios, por medio de su palabra la Biblia, nos dice como podemos salvarnos de la muerte y vivir con Él eternamente. ¿Nos tomamos en serio este mensaje? ¿O hacemos como Julio César y nos damos cuenta cuando es demasiado tarde?

Testimonio de un pastor africano